Hospital Ángel del Mar en Puerto Escondido
Teléfono: 954 104 2270 Urgencias ext.103
Sexta Norte, Sector Reforma, Puerto Escondido
Horario
24 Horas

Urgencias Obstétricas

Hospital Angel del Mar > Services > Urgencias > Urgencias Obstétricas

URGENCIAS OBSTÉTRICAS

URGENCIAS
9541042270 EXT 103
Atención 24/7

ACUDIR DE MANERA INMEDIATA A VALORACION MEDICA SI PRESENTA:

Datos de alarma en el embarazo
Segundo trimestre (del 4 al 6 mes de embarazo)

  • Dolor abdominal intenso y repentino
  • Sangrado vaginal

 

Tercer trimestre (del 7 al 9 mes de embarazo)

  • Dolor de cabeza intenso
  • Zumbido de oídos
  • Ver lucecitas
  • Salida de líquido, moco abundante o sangrado por vagina
  • Disminución de movimientos fetales durante dos horas
  • Fiebre

Hemorragias del primer trimestre del embarazo
Es el sangrado vaginal que ocurre en las primeras 12 semanas de gestación, es una situación frecuente que ocurre en el 15 % de todos los embarazos, poniendo en riesgo la vida de la madre y del producto de la concepción. Por lo tanto, es indispensable identificar las causas, para actuar oportunamente en pro del bienestar de la madre y del producto de la concepción.

Las principales causas de hemorragias del primer trimestre son: el aborto, el embarazo ectópico y el embarazo molar.

EL ABORTO

El aborto espontáneo es la pérdida espontánea de un embarazo antes de la semana 20 de gestación. Alrededor del 10 % de los embarazos terminan en aborto espontáneo. Sin embargo, es probable que la cifra real sea mayor porque muchos abortos espontáneos ocurren muy temprano en un embarazo.

La mayoría de los abortos espontáneos ocurren antes de la semana 12 del embarazo. Los signos y síntomas de un aborto espontáneo podrían incluir lo siguiente:

  • Manchado o sangrado vaginal
  • Dolor o calambre en el abdomen o en la región lumbar
  • Líquido o tejido que sale de la vagina

Algunas mujeres que tienen un aborto espontáneo desarrollan una infección en el útero. A esto se le llama aborto séptico y presentan los siguientes síntomas:

  • Fiebre
  • Escalofríos
  • Sensibilidad en la parte baja del abdomen
  • Secreción vaginal con mal olor

A menudo, no hay nada que puedas hacer para prevenir un aborto espontáneo. Solo concéntrate en el cuidado adecuado de tu persona y del bebé:

  • Acude con regularidad a las consultas de control prenatal.
  • Evita los factores de riesgo conocidos del aborto espontáneo como fumar, beber alcohol y consumir drogas ilegales.
  • Toma un complejo multivitamínico diario.

EL EMBARAZO ECTÓPICO

El embarazo ectópico se produce cuando un óvulo fecundado se implanta y crece fuera de la cavidad del útero, se presenta en el 1 % de los embarazos y su localización en más del 90 % de los casos ocurre en la trompa de Falopio.
A veces, el embarazo ectópico se produce en otras partes del cuerpo, como los ovarios, la cavidad abdominal o la parte inferior del útero (cuello del útero), que se conecta con la vagina.

Los embarazos ectópicos no pueden continuar con normalidad. El óvulo fecundado no puede sobrevivir, y el aumento de tejido puede provocar sangrado que pone en riesgo la vida si no se trata.

Busca atención médica de emergencia si presentas signos o síntomas de un embarazo ectópico, incluidos:

  • Dolor abdominal o pélvico grave acompañado de sangrado vaginal
  • Aturdimiento extremo o desmayos
  • Dolor de hombro

Un embarazo ectópico puede causar que las trompas de Falopio se abran repentinamente. Si no se trata, la trompa desgarrada puede ocasionar un sangrado que pone en riesgo la vida.

No hay forma de evitar un embarazo ectópico, pero estas son algunas maneras de disminuir el riesgo:.

  • Limitar el número de parejas sexuales y utilizar un preservativo durante las relaciones sexuales ayuda a prevenir las infecciones de transmisión sexual y puede reducir el riesgo de enfermedad inflamatoria pélvica.
  • No fumes. Si fumas, deja de hacerlo antes de intentar quedar embarazada.

EL EMBARAZO MOLAR

El embarazo molar, también conocido como mola hidatiforme, es una complicación poco frecuente del embarazo caracterizada por el crecimiento anormal del trofoblasto, las células que normalmente se convierten en la placenta.

Hay dos tipos de embarazos molares: el embarazo molar completo y el embarazo molar parcial.

En un embarazo molar completo, el tejido placentario es anormal y está hinchado; además, parece formar quistes llenos de líquido. Otra característica es que no hay formación de tejido fetal.

En un embarazo molar parcial, es posible que haya tejido placentario normal junto con tejido placentario formado de manera anormal. También puede haber un feto, pero no hay posibilidades de que sobreviva, y, por lo general, se produce un aborto al principio del embarazo. Un embarazo molar puede tener complicaciones graves, entre ellas una forma de cáncer poco frecuente, y requiere tratamiento temprano.

Un embarazo molar es provocado por un óvulo fecundado de forma anormal. Las células humanas normalmente contienen 23 pares de cromosomas. Un cromosoma de cada par proviene del padre y el otro, de la madre.
En un embarazo molar completo, se fecunda un óvulo vacío con uno o dos espermatozoides, y todo el material genético proviene del padre. En esta situación, los cromosomas del óvulo de la madre se pierden o se inactivan y los cromosomas del padre se duplican. En un embarazo molar parcial o incompleto, permanecen los cromosomas de la madre, pero el padre provee dos grupos de cromosomas. Como resultado, el embrión tiene 69 cromosomas en lugar de 46. Esto suele ocurrir cuando dos espermatozoides fecundan un óvulo, lo que provoca que haya una copia adicional del material genético del padre.

Un embarazo molar puede parecer un embarazo normal al principio, pero la mayoría de estos embarazos provoca signos y síntomas específicos, entre ellos:

  • Sangrado vaginal de color rojo brillante o marrón oscuro durante el primer trimestre
  • Náuseas y vómitos intensos
  • Algunas veces, eliminación por vía vaginal de quistes similares a una uva
  • Presión o dolor pélvico
  • Rápido crecimiento uterino: el útero es demasiado grande para la etapa de embarazo
  • Presión arterial alta
  • Quistes ováricos
  • Anemia
  • Glándula tiroides hiperactiva (hipertiroidismo)

Aproximadamente 1 de cada 1.000 embarazos se diagnostica como embarazo molar. Existen diversos factores asociados con el embarazo molar, entre ellos:

  • Edad de la madre. Un embarazo molar es más probable en mujeres mayores de 35 años o menores de 20 años.
  • Embarazo molar anterior. Si has tenido un embarazo molar, eres más propensa a tener otro. La repetición de un embarazo molar ocurre, en promedio, en 1 de cada 100 mujeres.

Después de la extracción de la mola, es posible que quede tejido molar y que este continúe creciendo. Esto se llama neoplasia trofoblástica gestacional persistente. Esto ocurre en entre el 15 % y el 20 % de los embarazos molares completos, y en hasta el 5 % de los embarazos molares parciales.
Uno de los signos de la neoplasia trofoblástica gestacional persistente es un alto nivel de gonadotropina coriónica humana, una hormona del embarazo, después de la extracción de la mola. En algunos casos, una mola hidatiforme invasiva penetra la capa intermedia de la pared uterina en profundidad, lo cual provoca sangrado vaginal.
La neoplasia trofoblástica gestacional persistente casi siempre puede tratarse con éxito, generalmente con quimioterapia. Otra opción de tratamiento es la extracción del útero (histerectomía).
En raras ocasiones, se presenta una forma cancerosa de la neoplasia trofoblástica gestacional conocida como coriocarcinoma y se disemina a otros órganos. Por lo general, el coriocarcinoma se trata con éxito con múltiples medicamentos para el cáncer. Esta complicación es más probable en un embarazo molar completo que un embarazo molar parcial.

Si has tenido un embarazo molar, se recomienda esperar de seis meses a un año antes de intentar quedar embarazada nuevamente. El riesgo de recurrencia es bajo, pero es más alto que el riesgo de las mujeres sin antecedentes de un embarazo molar.
Durante los embarazos posteriores, será necesario realizarte ecografías tempranas en el control prenatal para asegurarse que hay un desarrollo normal del embarazo.

Por que los minutos cuentan y la salud es lo más valioso.

Dr Miguel Ángel Cárdenas A. - Ginecólogo - Puerto Escondido
Dr. Miguel Cárdenas Alderete
Ginecólogo